lunes, 18 de marzo de 2013

El arte sublima todas las emociones humanas: Alberto Angel “El Cuervo”



* Expone en Tlalpan “La magia de la espátula”, reunión de 31 obras recientes
Por Juan Carlos Castellanos C.
México, 17 Mar. (Notimex).- Alberto Angel “El Cuervo” (Nanchital, Veracruz, 1950), catedrático politécnico, artista plástico, cantante y  escritor de libros sobre cuento rural y verso, música y tradiciones mexicanas, aseguró la víspera que “por medio del arte se obtiene la mejor manera de sublimar todas las emociones”.

Abonó a su declaración que si algunas manifestaciones artísticas disfruta, desde siempre, son la literatura y la pintura. “Cuando entro a mi estudio y comienzo a pintar, me ausento. Muchas ocasiones inicio con la primera luz del día y hasta las 5 ó 6 de la tarde, alguien me llama a comer. Es cuando despierto de mi ausencia”.
Entrevistado Por Notimex por la inauguración de su muestra pictórica “La magia de la espátula” anoche en la Casa de la Cultura de Tlalpan, como parte del festejo “El Cuervo, 42 años de volar en el arte” por sus más de dos décadas de trayectoria artística, el artista mexicano con renombre internacional elevó la voz para decir:

“La pintura propicia un viaje que el canto no ofrece; al cantar tiene uno que estar pendiente del público, el sonido, la luz, la voz, cómo reacciona la gente y si se debe variar el programa. Con la pintura no importa nada más que dejar volar la creatividad natural y la técnica aprendida durante años con grandes maestros”.

Definió el instante que vive hoy dentro de su creación artística: “Un momento de sublimación extrema de todas las emociones que están dentro de mí. Un momento de creatividad en que afloran emociones intensas de todo tipo, eróticas, tiernas, salvajes, arcaicas, de enojo y reclamo, de congratulación y también de alabanza”.

El entrevistado habló más delante de “La magia de la espátula”, y explicó que se trata de una técnica que él ha desarrollado durante los muchos años de oficio que tiene en las artes plásticas. “Tuve el privilegio de estudiar en las universidades de Guadalajara e Iberoamericana, entre otras, donde tuve excelentes maestros”, dijo.

Formado dentro de una tendencia expresionista, “El Cuervo” ha perfeccionado su labor al pintar la figura humana y ahora, en esta muestra recién inaugurada, ofrece al espectador 31 obras de reciente factura. “La inmensa mayoría fueron realizadas a la espátula, de ahí que la curadora y yo diéramos ese nombre de la exposición”.

Esa técnica, abundó luego el artista que recorre el mundo cantando y pintando al tiempo que pone en alto el nombre de México, la maneja desde hace ya muchos años. “Casi toda mi producción expuesta actualmente en diversas casas de arte, galerías y colecciones particulares de Europa, ha sido realizada bajo esa técnica”.

Para él, es una magia distinta la sensación que se genera cuando se está pintando a la espátula. “Es diferente la emoción y efecto que provoca en mí la experiencia de pintar de esa forma, y lo mismo ocurre al observar la obra terminada, algo más dentro del juego plástico; por eso la disfruto, porque me lleva a otra fascinación”.

El pintor, siempre culto y orgulloso de las tradiciones que representan a México, es un excelente exponente internacional de la música ranchera, entre otras muchas facetas, como músico y cantante y pintor. “Siempre y en diversas actitudes, está presente la figura humana en mi obra. Me gusta pintar el desnudo femenino, por lo que trabajo con modelos al menos tres veces al mes”, subrayó el entrevistado.

Agregó que también trabaja la figura humana en diferentes actitudes y variadas connotaciones psicosociales. De esa manera, ejemplificó, el cuadro ilustra las invitaciones para “La magia de la espátula”, titulado “Qué tiempos aquellos de Don Caballero” están todas las actitudes humanas en diversas épocas y contextos.

Tras informar que la curadora de la exposición es la especialista Maribel Ramírez Topete, destacó que la exposición permanecerá durante tres semanas en la Casa de la Cultura de Tlalpan, como actividad promovida por Art Co Nest, firma que tiene como finalidad impulsar a artistas con gran talento, a nivel internacional.

Finalmente habló de su máximo anhelo: “Llegar a pintar un cuadro que me deje satisfecho al momento de pintarlo y que con el paso de los días, los meses y los años, vuelva a verlo y me vuelva a dejar satisfecho, porque concuerdo con Rufino Tamayo: Cuando uno vuelve a ver un cuadro, es casi imposible resistirse a darle una pincelada más”.


NTX/JCC



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada